Mourinho se declara fan del fútbol inglés

A Mourinho le traicionó el subconsciente y, quizá sin pretenderlo, mostró su predilección por un fútbol inglés al que, diga lo que diga, volverá





"Es poco realista aspirar a mantenerme en el mismo puesto tanto tiempo como Sir Alex, pero me gustaría trabajar desde una perspectiva diferente, construir algo para el futuro... Y para eso el lugar adecuado es Inglaterra”. A partir de esta simple frase, se hinchó el globo y a José Mourinho le faltó tiempo para desmentir que, como se había llegado a insinuar, quisiera abandonar el Inter para regresar a la Premier League de forma inmediata.

“Lamento mucho que un sincero homenaje a Sir Alex Ferguson se haya utilizado para fragmentarlo en una información diferente y especialmente para propósitos totalmente diferentes a lo que se trataba”. Así zanjó la controversia el entrenador luso, que no pudo, o no quiso, sin embargo, renegar de todas sus declaraciones.

Fueron, sus palabras, toda una declaración de principios a un medio, ‘The Times’, cuya solvencia no puede ser puesta en duda. Y en esa entrevista, Mourinho no sólo mostró su respeto por el entrenador del Manchester United, sino que recordó su paso por el Oporto y habló de su presente y futuro en el Inter, con unas palabras que abrieron la caja de los truenos: “En el Oporto mi objetivo era ganar algo para salir al extranjero y aquí en el Inter quería demostrar que en la tierra madre de la táctica un técnico extranjero también puede tener éxito. Me encanta el Inter y me gustaría construir algo aquí para el futuro, pero Italia no es país para esto; Inglaterra sí lo es y, por ello, mi fútbol es el inglés”.

El entrenador portugués, cuando contempló la manera en que se había publicado todo salió al quite pretendiendo, sino desmentir, sí matizar con evidente desagrado sus declaraciones: “Me reuní con un periodista por un discurso que hice en un libro dedicado a Ferguson e hice hincapié en las diferencias culturales entre el fútbol inglés y el italiano. Expliqué que una experiencia como la de Ferguson en el Manchester United es una excepción extraordinaria en nuestra profesión pero, para nada, di por sentado que mi deseo fuera dejar el Inter para volver a la Premier. No por ahora”.

Y es que ese ‘no por ahora’ muestra bien a las claras que José Mourinho sigue teniendo en su mente al fútbol inglés.
Atizó al Chelsea de Abramovich

Nunca ocultó que su relación con los jugadores e hinchas del Chelsea la llevará siempre en el corazón, pero, al referirse a su paso por el club, Mourinho no evitó una crítica mordaz a Roman Abramovich: “En el Chelsea, mi ambición era crear historia en un club que llevaba medio siglo sin ganar la Liga, pero siempre supe que carecía de la estabilidad de la cultura del fútbol inglés. Nunca me hice ilusiones y rápidamente comprendí la personalidad de Roman y de la gente que le rodea. Pronto supe que no sería un trabajo para diez años. Mi papel era darle a Abramovich lo que quería, victoria, pero sabiendo que, antes o después, mi crédito acabaría”