El Gurú de las Diagonales

Los pronósticos, partido a partido, de la Semana 9 de la



Justo cuando parecía que los Rams iban a hacer una buena jugada tras esa intercepción de James Butler, éste decidió salir de la zona de anotación y luego volver a entrar para ser tackleado y sufrir un safety.
No voy a mentir que hizo acordar a la jugada de Dan Orlovsky del año pasado, pero al menos hubo premio consuelo para St. Louis, que ganó después de 17 encuentros. Para aquellos fanáticos de los bolos, que "sacrificaron" su domingo en las pistas para quedarse viendo fútbol americano, el partido entre los Vikings y los Packers les cayó como anillo al dedo. Y si no lo vieron, vuelvan a ver el touchdown de Percy Harvin, en el cual tres jugadores de los Packers se chocan entre sí para dejar que el ex astro de la Universidad de Florida anote sin problemas. En New York, Ted Ginn Jr. nos calló la boca a mi y muchos más con sus dos touchdowns de más de 100 yardas en retornos de patadas de salida. Gracias a él, los Dolphins ganaron un juego que merecieron perder, pero así y todo ya me pone nervioso la manera en que los jugadores y entrenadores de los Jets hablan tras perder partidos. Dicho sea de paso, Tony Sparano sigue intentando justificar por qué fue por dos puntos, y ninguna de sus frases hace sentido. ¿O acaso me quiere convencer que intentar pasar a ganar por 13 puntos con el riesgo de que el liderato se quede en 11 tantos, es mejor que asegurarse ir ganando por dos docenas? Dos mariscales recuperaron la titularidad, y ninguno de los dos decepcionó. Para Alex Smith y los 49ers fue derrota, pero se vio una mejoría significativa con respecto a Shaun Hill. Para Vince Young, parece que el tiempo no hubiese pasado. El número 10 no brilla, pero sabe ganar partidos, y por supuesto que 228 yardas por tierra de Chris Johnson también ayudaron. Los Giants siguen en caída libre, y estoy empezando a creer que quizás la misteriosa lesión de talón de Eli Manning sea más seria de lo que algunos dicen... Kurt Warner se tomó a pecho lo de la noche de brujas y se disfrazó de Jake Delhomme y cometió seis pérdidas de balón. ¡Me gusta ese espíritu de fiesta Kurt! Y a pesar de que no es NFL sino NBA, Emanuel Ginóbili merecía una mención tras matar al murciélago que ingresó al estadio. Tenemos un nuevo Batman... Y ya que tocamos otros deportes, miren por favor a Manny Pacquiao cantando en el show de Jimmy Kimmel, No tiene desperdicio, y me pongo de pie por haberse animado a hacerlo. Ahora, el Gurú está con Manny para la pelea con Cotto.Recuerden que muchos de los comentarios de esta columna son en broma, aunque todos los pronósticos son en serio.
*Los equipos locales están en segundo término