El Tesoro Oculto de los Templarios




Una tradición oral que haría a los templarios poseedores de la Tablas de la Ley y recuerda el retorno de los primeros templarios a Occidente en 1128. no es que renunciaran a la misión sino que, seguramente, volvieron para la consecución de la misma. En este sentido conviene tener presente el preliminar de la Regla que, por aquel entonces, les dio San Bernardo: "La obra se ha llevado a cabo con la ayuda de Nos. Y los caballeros han sido convocados en la Marca de Francia y de Borgoña, es decir, en Champagne, bajo la protección del conde de Champagne, allí donde pueden tomarse todo tipo de precauciones contra la injerencia de los poderes públicos o eclesiásticos; allí donde, en esta época, se puede asegurar del mejor modo posible un secreto, una custodia, un escondite".
Según Josep Guijarro los conocimientos aplicados a las grandes catedrales góticas dimanan de esta fuente iluminadora que se relaciona con el Grial. Para el autor de este libro el Grial es una piedra de origen meteórico sobre la que Moisés escribió la esencia del conocimiento primordial, pero es, también, un símbolo para esconder a una línea dinástica de reyes que entroncaría con el mismisimo Jesús de Nazareth. A continuación adjuntamos un estracto del libro.

Los Templarios y el Grial.

Existen dos clases de caballeros: "los de la historia y los de la leyenda, como por una parte los templarios, y por otra los caballeros de la Tabla Redonda. Unos y otros son parientes tan cercanos que se les podría confundir". ¿Y quién sabe si ése no fue el propósito?.
Hugues de Payns y el mítico Perceval tienen muchas cosas en común. ¿Acaso no guardaban los templarios su hermético Baphomet como los caballeros de la Tabla Redonda su sagrado cáliz? El libro sagrado de la Cábala hebrea, el Zohar, sentencia que el mundo sólo es estable por el secreto. Y sin duda el símbolo -añado yo- ha ayudado a perpetuarlo en tanto hemos perdido el código para descifrarlo a lo largo de los siglos. Una versión posterior de relato del Grial, con el titulo de Perlesvaux, escrita entre 1190 y 1212, procedente de una fuente anónima, incorpora numerosas alusiones heréticas que luego les fueron imputadas a los templarios. Se habla, por ejemplo, de un ritual sancionado de sacrificio del rey. También cita el momento en el que "se asan y comen niños'', crimen del que habitualmente se acusó a los caballeros del Temple durante el proceso inquisitorial abierto en 1307. En el Perlesvaux se narra, asimismo, una profanación de la cruz cuando, después de que Perceval la bese más de una docena de veces, un sacerdote la golpea con una vara en todas partes. ¿No son demasiados paralelismos con la orden de los monjes guerreros? ¿Se escondió en estos relatos alguna suerte de mensaje cifrado? Puede que, efectivamente, tanto el anónimo Perlesvaux como el poema de Chrétien de Troyes no fueran tan sólo un cuento sobre el Grial, sino que las obras tuvieran el fin de poner en escena otro de tantos símbolos dispersados por los templarios, un mensaje cifrado -otro más- para quienes pudieran entender. A estas alturas del partido, ¿no es casual que el relato naciera en Champagne, en la corte del duque que estuvo en el ojo del huracán de los propósitos ocultos del Temple?...

TODO LO AQUI EXPUESTO LO HE RECOPILADO DE DIVERSAS FUENTES

ULTIMA HORA.ESCUCHA EL PODCAST DE LA ROSA DE LOS VIENTOS BUSCALO EN EL 2006-2007 EN EL LINK :"http://www.32rumbos.com/monograficos.htm"

DAR LAS GRACIAS NO CUESTA NADA.GRACIAS